3 prácticas anales sin penetración – Bijoux Indiscrets España

3 prácticas anales sin penetración

Publicado por en

Sabemos que el sexo anal de primeras puede dar un poco de vértigo, pero imagina empezar con prácticas que no impliquen penetración

Te pica el gusanillo de probar el sexo anal pero crees que va a ser tremendamente doloroso (no tiene por qué, de verdad) o simplemente no quieres enfrascarte en un proceso de aprendizaje para disfrutar de esta práctica; ¡tú quieres sexo anal aquí y ahora! No te preocupes, puedes disfrutar de tu precioso booty sin necesidad de penetración. Y luego quién sabe, puede que llegues a disfrutar de la penetración anal… ¡o no! Y te quedes con estas cuatro prácticas en tu carpeta mental de cosas favoritas en el mundo entero.


Boom-boom

¿Qué tal te suena un masaje en los glúteos? El glúteo es un grupo muscular muy grande que se compone de el glúteo menor, el glúteo medio y el glúteo mayor. No solo es uno de los músculos más grande del cuerpo, sino que es uno de los más fuertes. No solo te sientas encima de él, querida, sino que él se ocupa de ejercer la extensión y rotación de la cadera y la retroversión de la pelvis. Casi nada. 

Toda esta tensión que los glúteos soportan se puede aprovechar a tu favor haciendo de un masaje en los glúteos una experiencia inolvidable. Puedes deslizarte aún más el glúteo de tu compañero o compañera con un aceite de masaje y aprovechar para erotizar el tema. Lo que pase después es cosa vuestra.

BONUS: Prueba un aceite de masaje con efecto calor como el Warming Massage de SLOW SEX. ¡Te llevará al cielo!

 


Masaje anal

El ano tiene numerosas terminaciones nerviosas y puede ser muy placentero dedicarle un pedacito de tiempo en vuestras prácticas habituales, incluso sin que llegue la penetración. 

Para hacer un masaje anal hay que tener en cuenta el orden de los factores. Como siempre, repetimos hasta la saciedad: todo lo que haya pasado por el ano luego no se puede introducir en la vagina (ni en la boca, evidentemente), pero sí al contrario. En este caso, sería fundamental una buena higiene, y un gel anal como el Anal Play de SLOW SEX para evitar la fricción y para que este masaje ser mucho más… jugoso. Masajea, presiona o da pequeños toquecitos. Combínalo con el sexo oral y alucina.

BONUS: La comunicación es fundamental. Hablad sobre lo que os gusta y lo que no, dónde está el límite y qué prácticas os gustaría repetir más a menudo.


Rubbing

Dicen que el roce hace el cariño y en este caso vamos a apostar porque así sea. En el sexo hay cosas que se dan por sentadas, como que hay sexo vaginal, sexo oral, sexo anal, masturbación… pero generalmente de los genitales, la boca y las manos no pasamos. ¿Qué te parecería meter en el juego a un apetecible melocotón? No, no nos hemos vuelto locas. Cuando hablamos de un apetecible melocotón hablamos nada más y nada menos que tu culo (o el suyo), tranquila.

 

 

El rubbing (del inglés rub, frotar) no es más que friccionar dos partes del cuerpo, siendo generalmente una de ellas (o ambas) los genitales. Te proponemos estimular los genitales de tu pareja con esta práctica ¡y con tu trasero! Con un aceite de masaje sus genitales se deslizarán sin problema y podréis polongrar el rubbing tooooodo lo que queráis.

BONUS: Usa Full Body Massage de SLOW SEX para hacerlo bajo el agua. ¡Este gel de placer lo aguanta todo!

 

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE? SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y OBTÉN EL 20% DE DESCUENTO EN TU PRÓXIMA COMPRA:

anal geles de placer pleasure sex

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Contact us via WhatsApp