La masturbación es tu mejor aliada

Publicado por en

Buena cara, piel radiante, suelo pélvico fuerte, mejor sexo y una autoestima por las nubes. Todo esto al alcance de tu mano. Wow, ¿dónde hay que firmar? Parece que algo así solo puede ser fruto de una poción mágica o de un producto muy muy caro. Nada más lejos de la realidad: Esto es fruto, nada más y nada menos, que de tu placer. Y es que la masturbación tiene enormes beneficios, tantos que puede ser tu mejor aliada.

La masturbación viene de largo. No se ha podido demostrar con pruebas físicas si nuestros antepasados prehistóricos se masturbaban o no, pero teniendo en cuenta que somos mamíferos y también primates, parece lógico pensar que, efectivamente, lo hacíamos. Esta práctica, la masturbación, hoy por hoy forma parte de los homínidos como los bonobos, unos pequeños chimpancés que disfrutan de su sexualidad plenamente manteniendo relaciones sexuales entre ellos, sin importarles el sexo de su compañero y, por supuesto, masturbándose. Teniendo en cuenta que compartimos el 99% del genoma con estos activos homínidos, todo parece tener más lógica aún. Los bonobos utilizan el contacto sexual para la cohesión social, la liberación del estrés y el estrechamiento de lazos afectivos entre los miembros del grupo: ¿os suena? Se ve que para ellos eso de “sexo para procrear” es un concepto muy estrecho a pesar de no tener conciencia humana. Y es que, ¿hay algo más natural que masturbarse?

Pero si por la propia naturaleza no te parece suficiente para disfrutar libremente de tu cuerpo, déjame decirte que la masturbación tiene múltiples beneficios, más allá del propio placer. Y es que el placer en nuestro cuerpo desencadena una secuencia de acciones a nivel físico y mental que sin duda nos hacen un poquito más felices. Eso se nota por dentro y se nota por fuera.

 

Wow! ¡Qué buena cara!

Seguro que alguna vez has escuchado eso de que el sexo te mejora la cara. Incluso se han llegado a hacer comentarios del tipo “ah, qué buena cara tienes, seguro que has echado un polvo”. Pues sí, mira. Pero cuando hablamos de sexo hablamos de toooooooodo el sexo, incluyendo masturbación. Resulta que nuestros amigos los orgasmos (ah, benditos orgasmos) favorecen la hidratación de la piel. El placer y los orgasmos, aunque vengan de la masturbación (que no es una práctica menos, ojo), favorecen el control de los niveles hormonales, promoviendo, con ello, la producción de colágeno, lo que ayuda a la hidratación de la piel. ¡A lucir buenas caras!

 

Diosa del sexo

La masturbación es un excelente método de autoexploración física, y no solo a nivel genital, aunque eso también nos interese. Tomas conciencia de tu cuerpo, de tu piel, de tus límites con el espacio, qué zona te gusta más, que zona no te gusta nada, qué te excita, cuál es el ritmo, cuál es la presión, con qué texturas puedes experimentar, cómo reacciona tu cuerpo… Puedes generar tu propio manual de instrucciones interiorizado. “Cuando pulsas aquí, pasa esto”. Toda esta información solo puede llevarte al camino del buen sexo, porque sabrás dónde, cómo y cuánto. Te mostrarás más segura, más comunicativa. En definitiva: Una diosa del sexo.

 

¿Kegel? Not today

Aunque los ejercicios de Kegel están muy bien, tienes el entrenamiento para tu suelo pélvico aquí mismo. Sí, aquí y ahora (si te apetece). Los orgasmos son excelentes entrenadores. Durante el orgasmo, los músculos de tu vagina se contraen y se expanden, fortaleciendo así tu suelo pélvico. A cuantos más orgasmos, más fuerza en tus músculos. A cuanta más fuerza muscular, orgasmos más potentes. ¡Ponte a ello, a qué esperas!

 

La autoestima que mereces

La liberación de hormonas después del orgasmo es un derroche de buena vibra. No solo se ve por fuera, si no que se siente por dentro. Y es que, que te sientas de maravilla después de alcanzar el orgasmo no es casualidad, todo tiene un por qué. El orgasmo libera endorfinas, oxitocina y dopamina (seguro que te suenan) y son, básicamente, las culpables del placer y el bienestar. Vamos, que es un chute natural de buen rollo.

 

La más lista del lugar

Pocas lo saben, pero los orgasmos te hacen más inteligente. Un grupo de la Universidad estadounidense de Maryland señalaba en la revista científica Hippocampus que la experiencia sexual es capaz de restablecer los problemas que causa en nuestra cognición el envejecimiento, además de mejorar la memoria a largo plazo. Sin embargo esto no era permanente, y cuando no hay orgasmos, no hay mejora: “Cuando se introducía un período de abstinencia prolongada, las mejoras en la función cognitiva se perdían a pesar de la presencia de más neuronas nuevas”. Ups, vaya.

clitherapy clitoris gel geles de placer health Juguetes eroticos juguetes sexuales masturbación masturbación con dedos pleasure salud sexo slow sex

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Contact us via WhatsApp