Masajes eróticos: cuándo, cómo y brrr

Publicado por en

Un masaje erótico es como un buen trailer de una película: por sí solo es puede ser maravilloso y, si es bueno de verdad, te deja con ganas de ver la película enterita. 


De las manos al cielo

Que las manos son unas potentísimas herramientas de placer, ya lo sabemos en Bijoux Indiscrets. Son fuertes, están listas antes de que la excitación cause sus efectos en el cuerpo, son versátiles y cada falange te da una oportunidad nueva de… experimentar con el movimiento y las texturas. Después del cerebro, de lo más sexual que hay en el cuerpo son las manos, ¡sin duda!


Pero las manos pueden darnos una experiencia previa al toqueteo sexual, aunque tenga una carga explícita: los masajes. Realmente puede llegar a ser  una experiencia que te cambie el concepto de las relaciones sexuales para siempre y a mejor. ¿Quieres dar los mejores masajes? Sigue leyendo.


SEXpert en masajes

Un buen masaje erótico hace que te relajes y que te excites a partes iguales. Es sexi, es divertido y, como todo en el sexo, es bastante subjetivo: no a todo el mundo le va a gustar igual. Como en el sexo que más gusta, la clave es la comunicación, pero por algo hay que empezar. ¿Empezamos?


  • Poco a poco. Si empiezas desde lo que debería ser el clímax del masaje: MAL. Hay que ir tanteando y calentando el terreno. Empieza (por ejemplo) relajando el cuerpo por donde más se suele cargar: las cervicales, los hombros, las lumbares… No hace falta que estés en carácter sexual desde el minuto cero. Tú también necesitas tu tiempo, esto es cosa de dos.

  • Diferentes presiones. Acariciar también entra parte de este masaje. Puedes hacer tu propio mapa de contrastes acariciando las zonas más sensibles y masajeando más fuerte aquellas que tienen a cargarse o que soportan una mayor presión. Por ejemplo, acariciar la zona de las costillas y masajear los omoplatos. En la variedad está en gusto.

 

  • Deslizante. No hay nada peor que un masaje en seco donde lo único que fluye son las ganas de que acabe. El sexo es húmedo y los masajes eróticos también debería. ¿Que qué proponemos? Geles de placer con y sin efecto. Sí, has leído bien, hay geles con efectos para zonas más allá de genitalia. Proponemos estos geles por varios motivos: primero, porque si la cosa se viene arriba son compatibles con genitales, así no tenéis que interrumpir nada y podéis fluir con estos mismos geles. Segundo, porque ofrecen una larga duración al estar pensados para este uso, algo que no pasaría por ejemplo con una crema hidratante. Y tercero, porque impone un carácter sexual que, aunque se lleve a cabo o no, tiene un plus de excitación.

Gotitas de placer

Sí, tenemos la crème de la crème de los geles de placer para masajes eróticos.

Full Body Massage
Laaaaaaarga duración allá donde lo apliques. Prometido.
Warming Massage Oil
Wow! ¡Efecto calor! Pues sí. Si soplas este aceite notarás como el mismísimo aire del desierto baña tu cuerpo. 
Vela de masaje
La enciendes y cuando se derrita la derramas sobre el cuerpo. No, no quema. Es magia sexi.
Bubblegum
Rebelde como poco. Este gel huele a chicle y es una fantasía.
Aphrodisia 2 en 1
Solo te decimos que su aroma está inspirado en una receta del Kamasutra. De masaje inocente, nada.

¿Sabes ya cuándo te iniciarás en el masaje erótico? ¿Tienes una técnica infalible que quieras compartir en comentarios? ¿Qué zona es tu favorita para que te masajeen? ¡Os leemos!

gel geles de placer masaje masturbación vela de masaje

← Publicación más antigua



Dejar un comentario

Contact us via WhatsApp