Mejora tus orgasmos con estos 3 consejos

Publicado por en

Cuando alcanzar el orgasmo se hace difícil e incluso imposible, o cuando simplemente quieres sentir más y mejor, es hora parar, respirar y leer tips que podrían ayudarte

El ritmo de vida, la alimentación actual, el sedentarismo y otros muchos factores hacen que los momentos de placer no sean de calidad. Esto, sumado a la presión que existe en cuanto al sexo, las comparativas y sentimientos de culpa, vergüenza y negación hacen que cada vez sea más complicado disfrutar a solas o en pareja. Es hora de parar y reflexionar sobre nuestros encuentros sexuales, ya sean con nosotras mismas o con nuestra pareja de juegos. Es importante observar, cuestionar y, sobre todo, detectar lo que realmente nos gusta y nos produce placer.

 

Clítoris, punto G y masturbación

Aunque hay estudios que confirman que el famoso punto G no es más que la parte interna del clítoris, vamos a tratarlos por separado en esta ocasión para comprender las diferentes y diversas formas de estimulación a las que puedes acceder para conseguir placer.

Aunque ahora se está modernizando, la educación sexual del colegio se basaba básicamente en la procreación y, como mucho, en evitar las ITS. A ver, más allá del mete-saca hay un mundo de posibilidades y dentro del mete-saca, también. Empezamos por decirte que, si te gusta la penetración, el punto G se encuentra a entre de 3 a 5 centímetros de la entrada de la vagina, en la pared frontal, es decir, en la colindante a la vejiga. Los dedos son una buena herramienta de placer y de exploración, ¡úsalos! Usa un gel de placer para potenciar las sensaciones y seguir el juego hasta que tu quieras. Experimenta el placer a solas, determina tus gustos, lo que “te pone” y hazlo saber en tus relaciones.

¿Sabías que el 80% de las personas con vulva experimentan orgasmos por estimulación del clítoris? Bueno, del clítoris como tal no, sino solo una pequeña parte: su glande. Sí, es ese botoncito mágico que tenemos en la unión de los labios menores, encima de la entrada de la vagina y la uretra. Si eres una de esas personas que disfrutan con él, te recomendamos que uses un gel de placer o un bálsamo orgásmico y que lo acaricies, presiones o frotes… ¡lo que más te guste!

Visualiza la frecuencia, los ritmos, la presión, ¡todo! Busca por todo tu cuerpo el placer, descarta aquello que no te guste y, sobre todo, COMUNICA aquello que desees y no desees hacer.

 

La meta no es el orgasmo

Parece contradictorio pero puede que no llegues al orgamos porque te obsesione llegar a él. Y no; al contrario de lo que la gente piensa, el placer no es igual a orgasmo ni orgasmo es igual a placer. A veces llegas sin pena ni gloria a este éxtasis por pura fisiología pero, ¿realmente lo has disfrutado?

Deja de comerte la cabeza con llegar y haz un poco de mindfulness. Sé consciente de lo que sucede en ese mismo instante, estés sola o acompañada. Estás envuelta en un cuerpo que va buscando sensaciones placenteras, como las raíces de un árbol se expanden para aferrarse a la tierra o los girasoles buscan la luz. Guíate por los sentidos, olvida el orgasmo, disfruta del camino.

 

El estilo de vida

Ay, el estrés. Uno de los peores enemigos del ser humano y sin duda muy tenido en cuenta este siglo. El estrés, la vida sedentaria, la mala alimentación y todo lo que en general mengue tu salud, como el alcohol, las drogas y el tabaco, va a hacer que tu salud sexual disminuya. Esto es: bye-bye líbido, rendimiento físico, lubricación y concentración.

¿La solución? Sabemos que no puedes cambiar tu estilo de vida de la noche a la mañana, pero lo que sí puedes hacer es hacer pequeños cambios para montarte en la rueda de la mejora. Introduce alimentos de calidad en tu dieta y, ya de paso, usa algún afrodisíaco. Mantén una vida activa aunque no hagas ejercicio como tal, levantándote cada media hora. Bebe más agua (tenemos a beber poco), y deja el alcohol para los fines de semana. Y, sobre todo, encuentra tiempo y espacio de calidad para estar contigo misma o con tu pareja(s). Apaga el móvil, dedícate un masaje, una comida rica o un juego excitante y… ¡a por ello!

 

Y tú, ¿qué haces para mejorar tus orgasmos? ¿Tienes algún truco infalible? ¿Qué es lo que más te cuesta conseguir? Cuéntanoslo, ¡te estaremos leyendo!

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE? SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y OBTÉN EL 10% DE DESCUENTO EN TU PRÓXIMA COMPRA:

afrodisiaco clitoris geles de placer masturbación con dedos pleasure sexo slow sex

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados

Contact us via WhatsApp