Sexting: pulgares rápidos y mensajes que arden

Publicado por en

Es cómodo, es excitante y es relativamente nuevo. Descubre qué es el sexting, cómo lo podemos sextear de forma segura y cómo puede convertirse en una práctica más de nuestra actividad sexual

Son las 04:00h y la habitación se ilumina con la pantalla de tu móvil como si hubiesen venido a abducirte, que en cierto modo es lo que va a pasar. Solo es un mensaje de tu crush acordándose de ti, de fiesta -muy probablemente- o volviendo a casa. “Pienso en ti”, te dice, y tú ya no puedes dormir.

Lo que empieza por una conversación inocente de madrugada termina en sábanas revueltas, sudor y el móvil cargando con el cable cada vez más estirado porque no, no se te puede acabar ahora la batería. Después del “pienso en ti” y de la carita que has puesto, hay un “yo también” de vuelta. “¿Y eso?”, te dice. “Es que eres una monada”, contestas. “¿Ah, sí? ¿Qué es lo que más te gusta de mí”, escribe. Te pones a traspasar límites y finalmente escribes, “tu culito 🍑”. A los tres minutos tienes una foto de su culo en ropa interior, sugerente, atrevida. “¿Tú no me enseñas nada?”, te dice en forma de ruego. Nude que envías, sin ropa, tapándote lo mínimo, con la cara más sexi que puedes poner a esas horas. Has abierto la veda, es sexo, es sexting; está pasando. 

¿Qué es el sexting?

El sexting es enviar mensajes de texto, fotos o vídeos con tono e intención sexual por medios de mensajería instantánea digital. La palabra sexting es un juego de palabras entre sex (sexo en inglés) y texting (el acto de redactar mensajería instantánea, también en inglés).

Vale, me gusta. ¿Cómo me pongo a ello?

Por experiencia te diría que lo hagas a solas, aunque a veces es inevitable que las conversaciones empiecen a echar fuego antes de tiempo o en situaciones incómodas, como en el metro. ¡Alguien puede estar mirando el móvil! (Hay aplicaciones para que no te espíen la pantalla). 

Hay quien tiene material preparado, vídeos o fotos sugerentes porque saben que en algún momento esa conversación surgirá. Puedes hacerlo o puedes dejarte llevar: cortejar como antes, ya sabes. Creo que lo más importante que debes saber es que estas situaciones no se suelen buscar, y como te pasaría en una discoteca, si fuerzas demasiado puede llegar a ser incómodo. No seas de esas personas que envían una foto hot antes de mediar palabra, ¿vale? Ambos tenéis que estar de acuerdo, exactamente igual que fuera del mundo digital.

Bien, supongamos que estás en ello. La conversación fluye, empezáis com emojis sugerentes 😏, vais subiendo de nivel 💦, empiezan las fotos con poca ropa, cada vez menos, un vídeo donde se intuye un… ¡oh, Dios mío! Estás que ardes, tienes que escribir con una sola mano y… bfff, ojalá un poco de ayuda.

¡Tachááááááán! La ayuda

Todo esto que te estoy contando Bijoux Indiscrets lo sabe. Es difícil escribir con la izquierda si eres diestra y es difícil masturbarse con la derecha si eres zurda. ¿Un poquito de ayuda, por favor? Dicho y hecho:

Clitheraphy es una colección de bálsamos para el clítoris potenciadores del orgamos que harán florecer huracanes de sensaciones en tu punto de placer:

Bad Killer Day

Horny Jar

Ghosting Remedy

Sexting Balm

Todo esto coronado con Better Than Your Ex, un vibrador externo súper discreto, ajustable al dedo que prefieras y muy muy potente. ¡3 intensidades y 7 modos de vibración! Una locura.

¿Qué más se puede necesitar?

Sexting: peligros y prevenciones

El sexting existe desde que existe la mensajería digital, sin embargo no podíamos advertir el peligro en una herramienta nueva y, hasta entonces, desconocida. Aunque la mensajería a priori es privada, hay maneras de acceder a las conversaciones y archivos de las apps de mensajería, algo con lo que no contaban las víctimas de delitos contra la intimidad. 

Las apps de mensajería cada vez tienen más seguridad, pero hay algo con lo que no podemos combatir: la estupidez humana. Cada vez salen a la luz más y más casos de personas que difunden conversaciones, fotos o vídeos de terceros que algún día cedieron este material en total confianza y esperando que no saliese de su conversación. Es fácil reenviar, sin embargo es muy difícil pararlo. El reenvío se difunde por las terminales de los usuarios como un virus: si el sujeto 1 (el de la estupidez humana) se lo envía a 10 amigos y cada uno de estos 10 a diez más que seguidamente lo hacen con 10 más, tienes en tres movimientos tu foto en 1110 terminales.

Eso no significa que el sexting sea malo o sea una práctica a desechar. Hay formas de hacerlo de manera segura. Así como en el sexo de contacto te proteges, en el sexting, también:

  • No envíes fotos o vídeos donde se pueda ver tu cara.
  • No envíes fotos o vídeos donde se distinga algo muy característico de ti (como un tatuaje).
  • No hables en los vídeos.
  • No des datos personales en los mensajes de texto.

Otra forma de curarte en espanto es usar apps que no permitan que la imagen se guarde sin saberlo y que se autoelimine por defecto, como Snapchat. La app no te garantiza que no pueda sacar un pantallazo, pero sabrás si lo hace.

¿Qué hago si es demasiado tarde?

La ley está de tu lado. Reenviar contenido de estas características está penado por la ley, es un delito que atenta contra la privacidad e intimidad de la víctima. Bajo ningún caso es de tu responsabilidad salvaguardar el material reenviado ni eres culpable del delito. Consulta a un abogado especializado y denuncia. Encuentr a más información sobre envío de fotos y vídeos sin consentimiento aquí.

¿TE HA PARECIDO INTERESANTE? SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y OBTÉN EL 20% DE DESCUENTO EN TU PRÓXIMA COMPRA:

clitherapy masturbación pleasure sex sexo sexting vegan

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario

Contact us via WhatsApp