¡10% de descuento en tu primera compra! Usa el código: HELLO10

“¿Puedo tener sexo con la regla?” y unas cuantas dudas más

Publicado por en

Nunca antes un titular se prestó tanto para contestar: Haz lo que te salga del c*ño.


No se puede esperar mucho de una sociedad que utiliza líquido azul para representar el sangrado durante la menstruación como si lo que nos saliese de ahí fuese zumo tropical y no sangre. Sí, sangre, caliente porque estás viva; espesa porque estás sana; mensual porque completas tu ciclo. Eh, un secreto: Y no pasa nada.


Este rechazo generalizado por la menstruación se extrapola a todos los ámbitos, desde la época del instituto donde escondías las compresas bajo la manga para ir al baño -por ahí dicen haber visto pasar droga con menos disimulo-, hasta la actualidad, donde tu madre te sigue diciendo si te ha venido a ver “la amiga”. Pues mira, mamá, la amiga no sé, pero se me está desprendiendo el endometrio y quiero helado.


Toda esta careta de nubes, algodón y chicas que hacen el pino en anuncios, tapa una realidad que lejos de ser horrible, es natural, sana y necesaria. Hay una brecha enorme entre el concepto de “regla” y la regla, sobre todo en personas que no menstrúan y no tienen ni idea de qué es lo que sucede, pero sin embargo se dejan guiar por frases como “no hay quien le hable, está en esos días” y “si tienes la regla se te corta la mayonesa”, como si fuésemos sargentos a la par que inútiles con ella.



Así que así nos va: Día uno del ciclo y el cabecero de la cama estático como un poste. Tal vez te apetezca echar el polvo de tu vida o tal vez no, pero pase lo que pase esa noche estará guiado la falsa idea de que NO se puede practicar sexo con la regla y eso, querida amiga, es mentira. La información te hará libre, así que lee y vuela.


¡Pues no me apetece nada! ¿Por qué?

Aunque lo que veamos de la menstruación sea la expulsión de sangre por la vagina, es mucho más que eso. La menstruación forma parte del ciclo menstrual, y eso es una montaña rusa de hormonas. En los primeros días del ciclo, los de la regla, estás en una especie de valle emocional al que has llegado días antes. Numerosas mujeres sufren el SPM (Síndrome premenstrual) que, como su nombre indica, viene antes de la regla. No existen unos síntomas exactos para todas las personas que lo padecen puesto que cada persona reacciona distinto a las hormonas, pero si hubiese una palabra para reunirlos todos sería esta: BAJONA.


El SPM desaparece el primer o segundo día de regla, pero eso no significa que vaya a ser todo un camino de rosas. Hay ciertas incomodidades cuando estás menstruando, te hinchas, tienes molestias… En sí la regla no debería doler (si duele mucho deberías comprobar que no tengas SOP o endometriosis), pero es molesta en muchos casos.


Y si me apetece… ¿Por qué?

La montaña rusa de hormonas está a tu favor. Como se explica líneas más arriba, las hormonas no afectan igual a las mujeres. Hay a quien le da por llorar y a quien le da por estar muy pero que muy hot. Si realmente eres de las que se ponen a mil los días de regla, en serio, agradéceselo a tu cuerpo.


¿Puedo tener sexo entonces?

Existen beneficios al tener relaciones sexuales con penetración con la regla, para empezar, la lubricación y la sensibilidad. Si tu mayor preocupación es manchar todo, adelante. Échale imaginación, pon una toalla, usa la colcha fea como cubrecolchón de la regla o hazlo en la ducha. Si son los primeros días de regla, la fricción será casi nula y la sensibilidad máxima, puesto que las paredes vaginales estarán engrosadas. Si son los últimos días de regla, dado que el flujo es menos, tendrás que usar lubricante. La lubricación natural se despista un poco estos días.


El 12% de las mujeres admiten que no quieren tener sexo con sus parejas cuando tienen la regla porque no quieren incomodar a sus parejas. Realmente la sangre de la regla es un flujo más y no está cargado de nada insalubre si quien menstrúa no tiene problemas de salud. Si no lo haces que sea porque no quieres, no por pudor. También has de recordar que el sexo no es solo penetración. 8 de cada 10 mujeres necesitan de la estimulación clitorial para alcanzar el orgasmo. Si te apetece mantener relaciones sexuales pero sigues sin estar preparada (o tu pareja) para desestigmatizar la sangre, puedes mantener las relaciones con la copa, por ejemplo. Podrás practicar tooooodo lo que quieras, menos la penetración vaginal. ¡Anda que no hay prácticas para elegir!


Si nada de esto te ha convencido pero sigues subiéndote por las paredes, elige, ¿la mano izquierda o la derecha? La masturbación también es una buena opción, además no tienes por qué esperar a estar excitada para hacerlo. ¿Y si te digo que un orgasmo mejora el dolor? Puedes combatir las molestias del periodo a golpe de orgasmo. ¿Se te ocurre algo mejor?

¿Te ha parecido interesante? Suscríbete a nuestra newsletter y obtén el 20% de descuento en tu próxima compra:

ciclo menstrual regla sexo

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario