¡10% de descuento en tu primera compra! Usa el código: HELLO10

¡Qué crush! Resolvemos el misterio de por qué no puedes dejar de pensar en esa persona

Publicado por en

Te parece la persona más bella del mundo, la más inteligente. Uy, ¡y qué rollito tiene! Le has puesto la medallita de crush a esa persona y punto.

Desde hace un tiempo la palabra crush ha inundado las redes. Decimos palabra porque lo mismo sirve de adjetivo que de sustantivo: eres mi crush o eres crush. ¡Millennialadas varias! Total, que ahora nada de amores platónicos, flechazos o amor a primera vista. Lo del tener crush es mucho más moderno y mucho más twitteable, pero, al fin y al cabo, es un enamoramiento de toda la vida.

Como en el corazón (o en el cerebro, que esto va de química entre otras cosas) no se manda, podemos vernos sorprendidas por un estado irracional de enamoramiento repentino con respecto a alguien: Un crush, algo que se embala contra tu corazón y se mete sin preguntar. Pero, ¿por qué? Por varios motivos:


Me suenas

Resulta que es muy probable que la persona por la que nos sentimos atraídas se parezca o nos recuerde a una figura familiar. No, no tiene nada que ver con Edipo y Electra, simplemente nos aporta seguridad y confianza. ¿Has escuchado eso de “eres casa”? Sentirse a salvo es imprescindible para que te atraiga alguien.


Qué casualidad

De la misma guisa tenemos a quien se “enamora” -son palabras mayores- de alguien que parece haber tenido las mismas experiencias, generalmente desagradables, o de quien comparte gustos o valores. Te vas a sentir comprendida y todo va a ser más fácil. Algo así como tu media naranja -aunque somos naranjas enteras, no lo olvides-.


Oh, vaya. Eres increíble

Todo un clásico. De la admiración al “amor” hay una línea muy fina. Tan fina que esa persona a la que admiramos se convierte en un espejo donde reflejar las virtudes que quisiéramos para nosotras. Si todo esto te suena, te diremos más: generalmente nos atraen personas seguras de sí mismas, extrovertidas y emprendedoras. ¿Te suena?


Cuánta química

La más primitiva de las razones. Las feromonas siguen ahí, presentes y latentes. en los labios, las axilas, el cuello o las ingles, Las percibimos gracias a un órgano llamado vomeronasal, que, a pesar del nombre, independiente del sentido del olfato.


Crush como prototipo 

En estos tiempos que corren donde nos vemos a través de pantallas, filtramos la información que queremos que conozcan nuestros seguidores, no solemos contar nuestras miserias y podemos hacer casi de todo pero nuestras feromonas aún no se traspasan entre perfiles de Instagram, los crushes pueden ser meramente físicos. Vaya, que sea el tío bueno o la tía buena de turno. El popu o la popu de clase. Esto es más viejo que el toser.

¿Cuántos crushes puedes llegar a tener? Tantos como quieras y tantos con los que fantasear… Desde el rockerito famoso de moda hasta la chica esa tan mona que viste etiquetada en las fotos de una amiga. ¡Qué más da! ¡Es crush total! En tus gustos mandas tú. 


Clitherapy y los crushes

Que toda esta información no sea en vano. Si esa persona especial altera tus hormonas más hot y tienes los estrógenos y la progesterona por las nubes, aprovechalo.

Clitherapy es un bálsamo orgásmico que está concebido para que tengas los mejores orgamos vaciando la mente o pensando… en quien tú quieras.  Sabemos que miras mucho el Instagram de tu crush y ¡que se te ha escapado un like! Pero mira, si piensas tanto en él o ella, mejor hazlo a lo grande, ¿no? Date un homenaje con Clitherapy. Sí, es una terapia centrada el clítoris, concretamente en el tuyo. Haz volar tu imaginación con Horny Jar, tu mejor aliado en cuestiones auto amatorias… 


¿TE HA PARECIDO INTERESANTE? SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER Y OBTÉN EL 20% DE DESCUENTO EN TU PRÓXIMA COMPRA:

clitherapy ghosting masturbación pleasure sex sexting vegan

← Publicación más antigua Publicación más reciente →



Dejar un comentario